Estudio realizado por la Fundación Alicia

Como norma general, los confits se suelen hacer con grasa animal (pato, oca, cerdo…) y proponemos hacer estos con aceite de oliva virgen extra, que es mucho más saludable. La elaboración de un confit es muy fácil, aunque requiere una cocción larga.

Confit de conejo
½ conejo de la parte trasera
3 dientes de ajo
Granos de pimienta blanca
Sal
Romero
Aceite Olivos Milenarios

Procedimiento:
-Cortar el conejo en trozos grandes (los dos muslos y el lomo)
-Lavarlo y secarlo bien.
-Salar el conejo y sumergirlo en el aceite juntamente con los demás ingredientes.
-Calentar muy suavemente (sin llegar a hervir) durante un periodo de 3 horas aproximadamente.
-Se puede guardar en tarros ya que su conservación es larga.
-Si se quiere alargar la conservación se puede esterilizar al baño maría.