Estudio realizado por la Fundación Alicia

Antes que existiera la electricidad, gran parte de las lámparas eran de aceite de oliva. En este apartado os proponemos hacer una de una manera rápida y sencilla que se puede hacer fácilmente con niños.

Material necesario:
1 Mandarina
1 Cuchillo pequeño
Aceite de oliva
1 Encendedor

Procedimiento:
-Cortar la piel de la mandarina por la mitad y de forma paralela a la base, procurando que no se rompa.
-Separar las dos partes de la piel.
-En la parte superior hacer un agujero en el centro.
-Sacar los gajos de la mandarina sin romper el albedo interior de la mandarina.
-Llenar la base de la mandarina con aceite de oliva.
-Encender el albedo y cubrir con la parte superior de la mandarina.